dimarts, 12 de novembre de 2013



DE HOBBY... ESTUDIAR!


El microscopi: meravellós instrument
que ens obre la porta a la microbiologia
És difícil explicar que un té com a hobby... estudiar! Com a hobbies, un pot tenir l'esport, viatjar, escriure... però...estudiar? 

Estem tan acostumats a pensar que estudiar és 'el preu' que hem de pagar per tenir un títol i una professió que hem perdut de vista el plaer intrínsec que dóna obrir les portes al coneixement.

Aprendre, fa volar el pensament, fa descobrir nous mons. Gaudim 'fent anar les neurones', a l'igual que gaudim fent funcionar el cos quan fem esport. Per què renunciar a tot això? Per què renunciar a un dels nostres grans potencials?

L'humanista anglès Thomas More (1478-1536)  ja va parlar de la importància de la nostra vesant intel.lectual quan va descriure la vida dels ciutadans de la imaginària illa d'Utopia:

...dediquen vuit a dormir i les hores lliures com desitgin, però son estimulats a realitzar activitats que desenvolupen la creativitat i la inteligència, como lectura, música, conversa, jocs matemàtics, etc...

Gaudir estudiant ha passat a ser, erròniament, considerat com propi de frikies, rates de biblioteca i especímens similars... Quan la curiositat i l'ànsia de saber formen part de la nostra manera de ser. De fet, els nens són extremadament curiosos... i potser ho seguirien sent d'adults si la nostra societat estimulés més aquesta ànsia d'aprendre, enlloc d'ofegar-la de mil maneres.

I des d'aquí, una forta abraçada a tots aquells que sempre m'heu recolzat en aquest 'hobby' i a tots els companys de camí que he anat trobant: us dec molt!






20 comentaris:

  1. Otro post que descubrí sin que me llegase aviso.

    Cuanta razón tienes, Elisa. Es más, yo creo que aprender es la auténtica razón de la existencia. Un imperativo vital. Y cómo duele que en tan pocos años, entre la infancia y la juventud, entre familia y sociedad, a tantas personas se les corten las alas.

    ¡Saludos!

    ResponElimina
  2. Bueno, quizás comienza un cambio de época después de ver los desastres de ésta en que estudiar ha sido de tontos. Saludos!!

    ResponElimina
  3. Ojalá sea así, Elisa. Aunque hago un acto de fe, pues mi cabeza no ve indicios objetivos para ello.
    Hoy me ha llegado esta frase: "Mayor es la cualificación de saber por querer que un título de estudiar por deber." de Rubén C. Gil, un nuevo seguidor de Twitter. Creo que casa bien con tu artículo.
    ¡Saludos!

    ResponElimina
  4. Sí, pero la realidad es que si miramos la historia de los grandes científicos de los últimos siglos... pues hay muy pocos genuinamente autodidactas. La mayoría comenzó por un título.
    Un título, por más que últimamente se critique mucho la 'titulitis' es quizás la única manera de no 'huir' del estudio de materias 'base' que quizás no nos despiertan interés especial (y que por gusto no las miraríamos demasiado) pero que se necesitan para abordar 'lo que nos interesa' con rigor y conocimiento de causa. El hecho de que estén allí, en el plan de estudios, que sea obligado pasar por ellas antes de matricularnos 'de lo que nos gusta' es la garantía de que adquiriremos un suficiente dominio de ellas.
    Saludos y gracias por tus comentarios!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Estoy de acuerdo, hay que ser un genio muy excepcional para poder prescindir de una formación... reglada. Sin embargo da la impresión de que la política educativa en este país de nuestros pesares deja mucho que desear en cuanto a su calidad y tiene una dependencia excesiva de criterios políticos muy interesados. Pero bueno, en eso tu eres la experta porque yo estoy bastante desconectado de ese mundo.
      Por otra parte, siempre que estudié formalmente, digamos, por más que me gustase una materia, siempre me encontraba con algún aspecto que me resultaba muy árido, pero luego me daba cuenta de que era importante como base, así que al final motivaba mi esfuerzo en base a la fe diciéndome algo así como "no sé para qué demonios tengo que aprender "X", pero me daré cuenta algún día, seguro que sirve para algo".
      También pienso, que la cita que te envié, va más por la obligación que sufren muchos jóvenes en su casa de estudiar... ingeniero, por ejemplo, cuando lo que quieren es aprender filosofía, bellas artes... o cualquier otra carrera de esas que "no sirven para nada".
      No se merecen las gracias, Elisa. Siempre es un placer leerte.
      ¡Saludos!

      Elimina
    2. Bueno, el informe Pisa da una clara imagen del bajo nivel general educativo general, aunque creo que nuestros titulados universitarios sí tienen buen nivel, y prueba de ello son las buenas ofertas laborales que encuentran fuera. No creo que nadie dude del nivel de un ingeniero o médico de aquí. Espero que la universidad pública siga siendo realmente pública. Es decir, una universidad accesible económicamente, y donde se exija el nivel que se debe exigir. Mercantilizar o privatizar este campo me parece un serio error.
      Y voy a poner el dedo en la llaga, pero como madre, si me dicen por ejemplo lo de Bellas Artes...pues intentaría 'reconducirlo' a Arquitectura o a algún tipo de ingeniería orientada al diseño industrial. Y Bellas Artes, como complemento. Un cierto equilibrio entre vocación y practicidad es útil... siento ser tan 'materialista', pero lo veo así. Lo malo es que el que tiene vocación de ingeniero se vea dirigido a ser... veterinario, o cualquier cosa que no tiene nada que ver. Vamos, yo lo veo así, porque la experiencia me dice que muchos que fueron directos a una 'vocación' poco realista... no encontraron el trabajo de sus sueños ni mucho menos, así que una carrera de las 'clásicas', vigilando de ir dirigiéndose al campo de interés, me parece lo más acertado.
      Saludos!

      Elimina
    3. La primera parte de tu comentario no me atrevo a discutirla porque tú estás en la universidad y yo no. Sin embargo, lo que percibo es que las carreras universitarias, en general, están devaluadas con respecto a hace unos 30 años. La pésima calidad de la enseñanza secundaria ha de hacer mella, creo yo; que casi el 100% de los alumnos superen la selectividad, no me cuadra, y que los políticos se jacten de ello me resulta muy sospechoso. No sé.
      Privatizar la universidad me parece aberrante, en eso totalmente de acuerdo.

      Con la segunda parte, discrepo, lo siento. Soy un romántico, qué le voy a hacer. Es cierto, que muchos que han seguido su vocación no han encontrado el trabajo de sus sueños, pero que no sea porque no se intenta, ¿no? Creo que es mejor equivocarse por hacer que por inhibirse, y ese nadar en aguas intermedias... Puede ser práctico, útil, lógico, razonable... o crear una frustración que arruine toda una vida. Cada cual tiene su don y su camino. Siempre me llamó poderosamente la atención cómo fue reclutando Jesús a sus discípulos, ¡lo dejaban todo!
      ¡Saludos!

      Elimina
    4. Bueno, los que estudiamos hace 20 años tenemos una sensación parecida, pero hay carreras 'clásicas', 'terrenos' donde por razones obvias no hay opción a 'bajar el nivel'. Puede haber muchos suspensos y repetidores, ese es el problema de los primeros cursos universitarios en muchas situaciones.
      Yo soy muy pragmática. Prefieriría tener las espaldas 'cubiertas', tener un buen trabajo e ir derivando la carrera profesional y el tiempo libre a 'lo vocacional' que no tener que aceptar cualquier trabajo mal remunerado y con horario pésimo que no me permita ni 'derivar mi carrera' ni tener tiempo libre para lo que me gusta. ¡Eso sí que puede ser una fustración para toda la vida!
      Saludos y gracias por estos puntos de vista!

      Elimina
    5. Si... pero no. Es lógico lo que dices, mas yo he visto personas que, objetivamente les va bien en la vida, sin embargo su semblante es triste y sin luz, pero cuando en una conversación aparece alguna referencia a lo que de verdad les gusta se les ilumina la cara y brillan sus ojos. Lo he visto, Elisa, en bastantes ocasiones, y me causa tristeza, no lo puedo evitar, aunque coincida con esa persona muy brevemente en su vida.

      Por contra, da gusto cuando conoces a alguien feliz con lo que hace. Nunca olvidaré a un médico que conocí en San Sebastián y con qué ilusión hablaba de su labor. Ya estaba jubilado pero seguía tratando a "pacientes de toda la vida" y a algunos amigos, me pareció un hombre inequívocamente feliz. Algo raro. Y sólo charlamos unas tres horas como mucho, en su casa, con motivo de hacerle una encuesta para un laboratorio.

      Otra cosa es que uno pueda estar ciego por un espejismo y arruine su vida por él. En fin, Elisa, he leído el Evangelio, El Quijote, El principito... Me cautivó la historia de Cortés, ese quemar las naves... Todo eso y más, me marcó mucho.

      ¡Saludos!

      Elimina
    6. Si uno tiene vocación de médico y estudia medicina tiene unas prespectivas laborales relativamente buenas o como mínimo mucho más sólidas que si se estudian otras carreras...
      Si en cambio tu sueño es 'el fútbol' o 'ser artista'... esto no acostumbra a acabar muy bien, al menos es lo que me dice mi experiencia vital. Todos necesitamos comer, independizarnos, mantener una familia... Lo mejor es elegir algo realista que me permita ir en la línea de mis aptitudes/intereses, eso es lo que creo yo. Quizás no es el camino más corto, però quizás si que es un camino más seguro, y es el que recomendaría a cualquier joven. Desde luego que no recomendaría a ningún 'abogado nato' ser ingeniero o al revés, pero una buena dosis de pragmatismo y realismo... sí. Saludos!

      Elimina
    7. Me temo que en este asunto no acabaremos de estar totalmente de acuerdo, en sí mismo tampoco importa y, realmente, quizá no estemos tan lejos. Hace unos días me encontré con este artículo, en general me gustó, creo que viene al caso y que te puede interesar. Te dejo el enlace:
      http://www.finanzas.com/xl-semanal/firmas/juan-manuel-de-prada/20131124/buscando-felicidad-6586.html

      ¡Saludos!

      Elimina
    8. Juan Manuel de Prada da en el clavo al criticar esta imagen de 'mundo rosa' donde los 'caprichos' adquieren una importancia destructiva, imagen edonista que tanto y tanto ha arraigado, pero sinceramente no creo que este extremo fuera lo que querían expresar los Padres de la Constitución de los EEUU!
      Hay una novela catalana, escrita por una gran escritora (Montserrat Roig) que se titula 'Ramona, Adéu', donde aparece este típico personaje, obsesionado creo recordar por ser escritor, que acaba amargando la vida a toda la familia... Igual Juan Manuel de Prada leyó la novela y se inspiró en él!

      Elimina
    9. Tú también das en el clavo al emplear las palabras "caprichos" y "edonismo". Muchas veces se confunden los conceptos que expresan con los sueños que todos podemos (y creo que debemos perseguir) basados en las propias capacidades y dones de cada cual, esto es totalmente diferente y, desde luego, no tienen nada de edonistas, más bien todo lo contrario.
      Cuando leí el primer texto de la Constitución de los EE. UU. me encantó esa referencia a la felicidad; otra cosa es definir esa palabra; pero sí, también creo que no tiene nada que ver con lo que Juan Manuel de Prada comenta.
      Conozco a Monserrat Roig, pero no esa novela. La pondré en mi lista, en serio, pero qué ganas de unas vacaciones sólo para leer...
      ¡Saludos!

      Elimina
    10. Ai...!! Escribí hedonismo sin la 'h'...¡y luego me pongo a hablar de cultura!
      Montserrat Roig fue una gran escritora, con una gran sensibilidad, lamentablemente fallecida muy joven.

      Elimina
    11. ¡Qué vergüenza! Y recuerdo que me lo marcó el traductor, y además lo sé, y me dije "luego lo corrijo", por no parar, y al final fue así, y por partida doble... ¡Qué rabia!
      Tengo un vago buen recuerdo de Montserrat Roig, he leído algo de ella y de su vida, aunque ahora no lo pueda precisar, suena raro, pero sé que me gustó.
      Ahora tengo mucha faena, Elisa, he de hacer como cuando era niño y copiar cien veces "hedonismo" antes de irme a la cama.
      Grácies i bona nit!

      Elimina
    12. Bueno,...da igual, al menos nos dimos cuenta!

      Elimina
    13. Eres muy amable, Elisa. Tú, te has dado cuenta. Gràcies!

      Elimina
    14. Bueno, sea como sea ya está corregido! Buen fin de semana!

      Elimina
  5. No sé si me explico bien... no estoy en contra de los títulos (como reflejo en el comentario anterior), pero sí de que se vea en ellos un simple billete a la profesión, olvidándonos de su valor intrínseco... Saludos!

    ResponElimina